Elimina el maquillaje barriéndolo suavemente. Enjuaga el aplicador para eliminar el exceso de polvo. Aplica el maquillaje en todo el párpado. Instrucciones para el cuidado: Para conservar los aplicadores en buen estado más tiempo, recuerda limpiarlos regularmente con agua y jabón suavemente. Después solo tienes que dejar que se sequen al aire.

También te puede interesar