Deposita fondo de maquillaje en la palma de tu mano y trabaja la textura con la punta de la brocha para hacerla más fluida. Aplica el fondo en la cara con movimientos circulares desde el centro hacia afuera para fusionar la textura con la piel.

Truco de belleza: Recuerda aplicar polvos en la cara como un toque final para un acabado perfecto.
Instrucciones de cuidado: para mantener la brocha en condiciones óptimas por más tiempo, recuerda limpiarlo regularmente, déjalo secar al aire libre, en posición plana.

También te puede interesar