EDICIÓN LIMITADA¡Ya está aquí tu calendario de adviento!Descubre 24 sorpresas de belleza sólo para tí

1. Mojar la esponja con agua tibia hasta que se ablande y escurrir suavemente.
2. Masajear suavemente el cuerpo con movimientos circulares solo o con su limpiador habitual.
3. Después de cada uso, enjuagar y escurrir la esponja suavemente, colgar la esponja utilizando el cordón y dejar que se seque al aire libre.
Reutilizable hasta tres meses en uso diario.

También te puede interesar

Consejos de Belleza

Sus preferencias sobre el uso de cookies, privacidad y confidencialidad
En Yves-Rocher.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.
Haz click aquí para más información