ajax error

This action generated an error, probably on our side, you can reload this page and retry

Error reason : unknown

Yves Rocher
0

Monoï con Denominación de origen de Tahití. Hidrata, nutre y suaviza la piel. Aroma sensual su fragancia dulce y exótica es una sutil mezcla de notas de vainilla, coco y miel.

Ordenar por
Ordenar por
Por relevancia
Por opinión
Por orden alfabético (A-Z)
Por orden alfabético (Z-A)
De menor a mayor precio
De mayor a menor precio
De menor a mayor descuento
De mayor a menor descuento

MONOÏ DE TAHITÍ

MONOÏ DE TAHITÍ

El Monoï de Tahití, es sinónimo de cuidado de la piel, sensualidad y naturalidad. Su delicioso aroma cautivador te transporta al verano, y en especial, a las islas de la Polinesia Francesa. En Yves Rocher llevamos 30 años recolectando el aceite de Monoï de Tahití de una fuente sostenible y local en la Polinesia francesa, donde crece la flor de Tiaré, que aporta ese inconfundible aroma.

A la vez cautivador y sensual, su fragancia dulce y exótica es una sutil mezcla de notas de vainilla, coco y miel.

Como estrella entre las fragancias veraniegas, no hay razón para privarse de ella durante el resto del año. En forma de aceite, bruma perfumada, champú, gel de ducha, etc., el monoï es el rey de la evasión.

La Fabricación de Monoï de Tahití

En Tahití, el monoï es un antiguo cuidado de belleza utilizado para embellecer, nutrir y perfumar el cuerpo de toda la familia. Afortunadamente, su fabricación ya no es un secreto y lo compartiremos contigo. Todo comienza con un arbusto de hermosas flores blancas llamado tiaré.

El tiaré es un arbusto que crece en la Polinesia Francesa, en medio del Océano Pacífico, entre Australia y América del Sur, donde la tierra es calcárea y volcánica. Puede alcanzar hasta 4 metros de altura, sus flores ya son fuertemente perfumadas incluso antes de ser transformadas en Monoï. Se recolectan al amanecer para conservar toda su frescura y se hace a mano para no dañarlas. Luego se maceran en aceite de copra (pulpa de coco seca al sol) durante unos diez días. Finalmente, se embotellan bajo la denominación Monoï de Tahití o se transforman en productos cosméticos.

Las flores de tiaré que utilizamos en todos nuestros productos a base de Monoï de Tahití están certificadas y protegidas por una Denominación de Origen que garantiza que provienen todas de la Polinesia. Respetuosos con el planeta, sus recursos y sus habitantes, nos abastecemos de un laboratorio local que ha implementado una agricultura sostenible. Gracias a su experiencia ancestral y sus conocimientos del entorno, el cultivo de las flores de tiaré se realiza con poca agua y fertilizantes naturales para una producción sostenible.

Los mejores aceites de Monoï Yves Rocher

El aroma del verano es el de Monoï, pero además puedes conseguir una hidratación y brillo en tu piel inigualable con los aceites de Monoï Yves Rocher.

La estrella de nuestros aceites es, sin duda, el Aceite tradicional nutritivo, con un 97% de Monoï puro que hará las delicias de tu verano. Sácale el máximo partido dándole múltiples usos, hidrata intensamente la piel después de tomar el sol, como aceite de masaje o para prolongar tu bronceado.

Presume de una piel irresistible con el Aceite dorado hidratante, el toque satinado que ilumina y aporta un sutil brillo a tu piel. Enriquecido con Monoï de Tahití y finos nácares que se funden con tu piel y la dejan suave y sutilmente perfumada.

Pero si prefieres texturas más ligeras para el día a día, tu aceite es el Aceite seco, hidrata y perfuma tu piel con este delicioso aceite. Embellece todo tipo de piel y también puede cubrir el cabello con un velo perfumado, ya que su textura no es grasa.

Todos los aceites Yves Rocher se absorben perfectamente sin manchar la ropa, por lo que puedes utilizarlos en cualquier momento.

Dato interesante: El Aceite de Monoï Yves Rocher se solidifica naturalmente por debajo de 26°C. Esto no afecta en absoluto sus cualidades ni su eficacia. Para volver a liquarlo, calienta el frasco entre tus manos o bajo agua caliente durante unos momentos.

Todos los productos de Monoï de Tahití

Nuestra línea de Monoï crece sin parar, podrás descubrir todas sus propiedades y encontrar un producto para cada momento y específico para cada parte del cuerpo con el inconfundible perfume de Monoï de Tahití.

Con el Aceite Exfoliante disfruta un momento de placer con su exfoliación suave gracias a la mezcla de Monoï de Tahití y cáscara de coco. Su textura se transforma en aceite cuando se aplica y en leche al aclararlo. Basta con aplicar una pequeña cantidad en el cuerpo y frotar suavemente en movimientos circulares. Luego, enjuagar y secar. Elimina las células muertas de la piel y potencia el bronceado.

El gel de ducha de Monoï te transporta a un mundo de sensaciones bajo la ducha, dejando la piel suave y con un delicioso aroma. Puedes encontrarlos en varios formatos, incluso en gel concentrado, que te acompañará en todas tus escapadas veraniegas. Formulado sin sulfatos, limpia el cuerpo y el cabello suavemente dejando la piel ligeramente perfumada.

Con la Eau de toilette Monoï te sumergirás en un mar de sensaciones, transportándote a un paraíso. Si prefieres un aroma más ligero, la Bruma perfumada, con un 96% de ingredientes naturales se convertirá en el imprescindible en tu bolso.

Tu cabello también puede presumir del aroma del verano, con el spray ondas surferas, además, consigue ese efecto playa vaporizándolo sobre el cabello seco.

Si quieres limpiar tus manos del exceso de sal, arena, cloro, el gel limpiador de manos sin aclarado es para ti, con su inconfundible perfume de Monoï de Tahití y una sensación ligera irá siempre contigo.

Otro imprescindible de nuestra gama con Monoï es la Bruma Perfumada para Cuerpo y Cabello, refrescante y que se puede aplicar en cualquier momento del día.

¿A qué no puedes resistirte?

Preguntas frecuentes

¿Puedo usar el Aceite Tradicional de Monoï cuando estoy embarazada?

Todos los ingredientes de nuestras fórmulas han sido evaluados. Sin embargo, nuestros productos no han sido desarrollados ni probados en mujeres embarazadas. Por lo tanto, se recomienda evitar el uso de nuestros productos corporales no enjuagables durante el embarazo. Aconsejamos utilizar productos formulados específicamente para mujeres embarazadas.

¿Por qué ya no puedo usar el Aceite Tradicional de Monoï y la Bruma Perfumada en mi cabello?

La restricción de uso en el cabello se debe a un cambio en la regulación relacionado con un ingrediente presente en la composición perfumada del Aceite Tradicional de Monoï y la Bruma Perfumada de Monoï. Nuestro Aceite Seco Hidratante de Monoï sigue siendo el cuidado ideal para nutrir y suavizar tu cabello. Aplícalo en las longitudes y puntas.

¿Puedo usar el Aceite Tradicional de Monoï al sol o mezclarlo con mi protector solar?

Atención, el aceite de monoï no es un producto de protección solar. Es indispensable utilizar un protector solar con un índice FPS adecuado y renovar su aplicación durante toda la exposición al sol. Los productos de nuestra línea Monoï se utilizan después de la exposición al sol para nutrir la piel, perfumarla y realzar tu bronceado.

¿Por qué mi Aceite Tradicional de Monoï se solidifica?

Esta reacción es completamente natural. De hecho, el aceite de monoï, al igual que el aceite de coco, se solidifica naturalmente por debajo de los 26°C. Basta con calentar su frasco de Aceite Tradicional de Monoï entre las manos o pasar agua caliente sobre él para que vuelva a su estado líquido. Este fenómeno no afecta en absoluto la calidad y eficacia del producto.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de monoï?

Proveniente de tradiciones milenarias, el Monoï de Tahití, el aceite sagrado de los polinesios, se obtiene mediante la maceración de las flores de Tiaré en aceite de coco refinado. Ultra hidratante y nutritivo, el Aceite Tradicional de Monoï es ideal para pieles muy secas. Deposita sobre la piel una película protectora que reduce la sensación de tirantez y otras molestias. Sin olvidar su delicado perfume reconocible entre mil.

¿De dónde proviene el monoï utilizado en la línea Monoï de Yves Rocher?

Hemos seleccionado el Monoï de Tahití, con Denominación de Origen, obtenido mediante la maceración de flores de Tiaré en aceite de copra refinado, cultivadas exclusivamente en la Polinesia Francesa. Esta denominación garantiza su autenticidad, calidad y producción local.

¿Cómo se fabrica el Aceite Tradicional de Monoï?

La flor de Tiaré, emblemática de la Polinesia Francesa, se recolecta en explotaciones familiares polinesias y en una plantación creada por uno de los proveedores de Yves Rocher, cultivada en agricultura biológica. Las flores se recolectan a mano cuando aún están en estado de botón floral. Se utilizan frescas, máximo 24 horas después de su recolección, para la fabricación del Monoï. La Denominación de Origen Monoï de Tahití luego exige que se maceren durante un mínimo de 10 días en aceite de copra. Siguiendo las especificaciones de la denominación de origen, el aceite de copra se obtiene exclusivamente de cocos que provienen de suelos coralinos de la Polinesia Francesa. Se necesitan al menos 10 flores por litro de aceite para obtener la denominación Monoï de Tahití.

¿Cómo y cuánto tiempo se conservan los productos Monoï?

La duración de vida de un producto a base de Monoï se indica mediante un pictograma en el envase. Es la duración de vida de su cosmético después de abrir el embalaje. Asegúrese de cerrar bien el tapón después de cada uso.

Ver más

  • 100% extractos
    vegetales

  • 60 hectáreas de
    campos orgánicos

  • Productos Eco-diseñados

Ver más
Produit ajouté à votre wishlist.Voir ma wishlist.