Como encontrar tu tono:
Para encontrar el tono perfecto, ante todo hay que definir tu tipo de carnación: beige, rosado, dorado o marrón.
Luego, elige la densidad del tono, cuanto más bajo sea el numero indicado, más claro será el acabado. Si tienes duda entre dos tonos, aplica ambos con pequeños toques en el hueso de la mandibula y difumínalos ligeramente con el dedo. ¡El tono perfecto es el que se funde con tu piel!

Deposita un pequeña dosis de producto con pequeños toques, en la frente, en las mejillas, en la nariz y en el mentón. Alisa hacia el exterior del rostro y hasta el cuello para un acabo perfecto, sin rastro.

Truco de belleza:

Para un maquillaje más sofisticado, utiliza la esponja ergonómica. Deposita un dosis de producto sobre la parte plana y aplica la base con pequeños movimientos circulares desde el interior hacia el exterior del rostro. Acaba tu maquillaje con la ayuda de la punta aplicando la base en las alas nasales.

El ritual de la base Rayonnant Jeunesse:
Para un tono todavía más luminoso, difumina y corrige las zonas de sombra con el lápiz Rayonnant Jeunesse. Los polvos Rayonnant Jeunesse ofrecen un toque final para un tono excepcional.

También te puede interesar