Recoge el polvo con la brocha. Toca la brocha para eliminar el exceso de polvo. Para aplicar los polvos solares dibuja un 3 a partir de la frente y luego ve hacia la parte superior del pómulo para terminar en la línea de la mandíbula. Para aplicar los polvos compactos, realiza movimientos circulares, moviéndote hacia afuera desde el centro de la cara.

Consejos para el mantenimiento: Para prolongar la vida útil de tu brocha, recuerda limpiarla regularmente y luego deja que se seque al aire en posición plana.

También te puede interesar

Consejos de Belleza