Ingredientes cosméticos : Centella

La centella tiene un tallo fino y hojas largas, verdes y suaves. Sus flores son rojizas o rosadas y pequeñas. Hay muchos tipos de centella pero en este caso nos referimos a la variante asiática, aunque también se cultiva en Madagascar y otras zonas de África.

Cultivo y producción

La centella tiene un proceso de cultivo rápido, ya que solo necesita tres meses para ser recogida. Se recoge toda la planta, incluidas las raíces, en una recolecta que se suele hacer a mano.

Necesita un suelo húmedo para crecer y se desarrolla rápidamente, sin necesidad de unos cuidados intensivos, pudiendo proliferar en zonas con sombra. Se da en zonas de Madagascar y Asia.

Propiedades

La centella tiene tales propiedades curativas que la han hecho ser imprescindible en la medicina tradicional asiática y africana. Los beneficios que aporta al cuerpo son analgésicos, antimicrobianos, digestivos y antivirales.

Además, el extracto de centella asiática es rico en heterósidos (moléculas compuestas por glúcidos), siendo un complemento perfecto para dar firmeza a la piel. Las saponinas son los responsables de su propiedad cicatrizante. La hipertensión y la retención de líquidos también encuentran un remedio en la centella, ayudando al cuerpo con su propiedad diurética.

Usos

La flor de la camomila tiene un uso muy común, el de las infusiones. Pero también se usa para otros sectores como en la licorería, para tintes de pelo, productos químicos de pintura o para productos farmacológicos.

Su olor, extraído también de la flor, se usa en perfumería y licorería, en cosméticos y también en productos medicinales para tratamiento de alergias o anti-inflamatorios. Es un componente de nuevas técnicas como la aromaterapia, donde el aceite de camomila se usa para problemas de piel y digestivos aprovechando sus propiedades.

Curiosidades

Los beneficios de la centella asiática se han estado usando para la salud desde hace más de 3.000 años, aunque se ha hecho más famosa por su uso en tratamientos de belleza y cosmética.